capitulo 7 del internado: Los cinco vengadores

Mientras realizan una actividad para la clase de gimnasia, los chicos encuentran en el bosque unos viejos columpios de la época del orfanato. Entre los hierros oxidados descubrirán algo escondido, lo que parece ser el último legado de Samuel Espí. Gracias a este nuevo hallazgo podrán saber que, aunque fueron cinco los huérfanos desaparecidos hace años, en realidad eran seis chicos. Uno de ellos, sobrevivió.

Nora ha conseguido encontrar la entrada al desván que hay en el tejado. Allí hay, a sus ojos, un sinfín de tesoros, de pistas para su investigación: allí está la película de super-8, la lista con los nombres de los huérfanos desaparecidos y, sobretodo, la llave en forma de zeta.

También Héctor acaba de hacer un enorme descubrimiento: gracias a Paula ha podido descifrar las claves encriptadas que Irene Espí escribió en el Príncipito, su libro preferido. Las adivinanzas que la pequeña practicaba siempre con su mamá, se han convertido ahora en el código necesario para descifrar los mensajes encriptados.

Por otra parte, Javier Holgado sigue haciendo de las suyas a Paula y Evelyn aunque, esta vez, las pequeñas van a contar con la ayuda de un inesperado aliado, Miguel, que ha amenazado a Javier con tomar cartas en el asunto si no las deja en paz. Paula está encantada con su nuevo defensor, al que empezará a ver con “otros ojos”.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s